noviembre 30, 2017

Etiquetas:

, , ,

Compartir:

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja que la última superluna del año inunde tu vino


superluna

El próximo domingo 3 de diciembre, a las 16:48 horas, la luna entrará en fase de luna de llena. Será la última luna de llena del año. Pero no será una luna cualquiera. Esta viene con sorpresas, ya que la vamos a ver más grande y más brillante que cualquier otro día del año. Tanto, que esa noche nuestro satélite se gana el sobrenombre de superluna. Esto es así porque nuestro satélite y la Tierra se van a encontrar a la menor distancia de todo el año.

Seguro que ya lo sabes, pero la palabra Luna viene del latín, y a su vez de la raíz indoeuropea leuksna que proviene del griego leukós (blanco brillante). Su traducción literal al castellano sería “la que ilumina”. Nuestro faro, la que nos guía en la noche, testigo imperturbable de la humanidad. A lo largo de la historia ha estado siempre muy presente en todas las culturas. Siempre fascinante e inquietante, ha sido la protagonista de innumerables mitos y leyendas. Aquelarres de brujas a la luz de la luna, el hombre lobo o la tan famosa y misteriosa cara oculta. También es conocida su “influencia” sobre nuestros estados de ánimo. Decía William Shakespeare que todo es culpa de la luna, porque cuando se acerca demasiado a la tierra todos se vuelven locos. ¿Te sueno eso de “eres un lunático”?

De hecho, la luna es tan relevante en nuestras vidas que también marca las labores del campo, del viñedo. Pero esa es otra historia que os contaremos en otro momento.

Lo que está claro es que la luna está rodeada de un halo de energía y misterio que inevitablemente nos hipnotiza y atrae.

Muchas leyendas antiguas cuentan que mirando a la luna puede fácilmente verse una rana. La rana es animal lunar, portadora de agua. Lo mismo que el sapo, que también es animal lunar que pertenece al elemento húmedo que son las aguas de la Luna. Se dice que el sapo de tres patas habita en la Luna y que sus tres patas simbolizan las tres fases lunares.

¿Sabes a qué otro animal se relaciona también con la luna? En esta ocasión no es blanco, como el de Alicia, pero quien sabe si nos puede llevar a un país de las maravillas si nos dejamos llevar. ¿Encuentras al conejo? Hecha a volar tu imaginación y déjate llevar por la magia y el embrujo de la luna.

luna llena

Beberse la Luna a la luz de un vino de Rioja

Como decía Federico García Lorca, “cuando sale la luna se pierden las campanas y aparecen las sendas impenetrables. Cuando sale la luna, el mar cubre la tierra y el corazón se siente isla en el infinito”.

Nuestra compañera cósmica nos va a regalar su mejor espectáculo del año. Y el mejor momento para poder verlo será cuando comience a elevar su figura hacia el cielo. Es entonces cuando podremos verla cerca del horizonte o entre los edificios. Aquí se produce un efecto óptico llamado ilusión lunarque hará que la superluna parezca mucho más grande y brillante de lo normal.

Así que apaga la tele, desconecta el teléfono, date un baño relajante con sales y pon tu música favorita, suave. Solo o en compañía, haz que el domingo 3 de diciembre sea un día diferente. Descorcha una botella de vino y degústalo con todos tus sentidos. Despeja tu mente y deja que la luz de esta superluna inunde tu copa de vino con todo su esplendor.

Apreciemos más esas pequeñas grandes cosas que nos da la vida, como disfrutar un buen vino a la luz de una superluna. Contemplarla a través de su cristal. Y verla nadar dentro de la copa, como si por un instante estuviera en nuestras manos.

¡Quién no quisiera ir a la luna! Eso sí, no olvides nunca que el verdadero placer está en el viaje, no en la llegada a la luna. ¡Salud y vino!

Esperemos que las nubes no se pongan celosas y quieran ser ellas las protagonistas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *