Agosto 2, 2017

Etiquetas:

, , , , ,

Compartir:

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cuatro catas de vino para hacer en casa con amigos


¿Alguna vez has hecho una cata de vinos en casa con amigos? Es un plan perfecto para animar una velada y ofrecer una experiencia original cuando invitas a gente a casa. No hace falta ser un experto en caldos. De hecho, lo mejor, además de pasar un estupendo rato con amigos, es que siempre aprenderás algo.

A continuación te proponemos cuatro ideas diferentes para elegir, disfrutar y degustar.

Cata a ciegas

Para esta cata puedes pedir a cada invitado que traiga una botella del vino que más le guste. Eso sí, hay que establecer un tipo de vino (tinto, blanco o rosado, joven  o crianza) y un precio máximo. Para llevar a cabo la cata puedes ocultar las botellas o bien vendar a los comensales. Esta última opción puede ser aún más divertida.

Una vez se vayan probando los vinos, tus invitados deberán apuntar en una hoja las sensaciones que les provocan y la valoración que le dan a cada uno de los vinos. Puedes animar aún más la cata si le pides a tus amigos que vayan comentando cada vino en voz alta y así podréis comprobar la diversidad de opiniones que pueden surgir.

Una vez que se hayan catado todos los vinos, se suman puntuaciones y se comprueba el ganador.

Si quieres rizar el rizo, puedes colar un intruso, sin que los invitados lo sepan. Por ejemplo, puedes poner a prueba sus paladares metiendo un Ribera en una cata de vinos de Rioja o un rosado en una cata de blancos y ver que reacciones provoca.

Si quieres puedes utilizar nuestra ficha de catas y adaptarla como mejor se adapte a tu velada.

ficha de cata

¿Quién es quién?

Otra forma de sorprender a tus amigos es con esta cata de relacionar. Para ello, necesitarás hacer una selección de 5 o 6 vinos a tu elección y disponer de la ficha técnica de cada uno de ellos. En esta ocasión también deberás cubrir las botellas. En primero lugar, darás a catar cada uno de los vinos (1, 2, 3, 4, 5 y 6). Después, leerás en voz alta las fichas de cada uno de ellos (A, B, C, D, E y F). Una vez puestas las fichas sobre la mesa, los comensales podrán catar los vinos las veces que necesiten hasta ir resolviendo el enigma de qué ficha corresponde a cada vino. Esta cata-concurso añade un incentivo más, ya que puedes ofrecer un premio a la persona que más aciertos acumule. Este juego puede ser muy divertido y, además, agudiza los  sentidos.

Dime de qué año eres y te diré de lo que presumes

Otra forma de degustar vinos, aprender y pasarlo bien en compañía es mediante una cata vertical. Esta consiste en seleccionar diferentes añadas de una misma bodega. Los principales objetivos son observar la evolución del vino en el tiempo, con la crianza en botella, e identificar cuáles son las mejores añadas.

Si nunca antes has hecho una cata y quieres conocer previamente algo de terminología sobre el vino, te proponemos que leas esta entrada de la página Viajeros del Vino para iniciarte en el mundillo.

Cata-maridaje

Por último, si además de ser un amante del vino eres un apasionado de la cocina, puedes deslumbrar a tus comensales con una cata-maridaje. Nuestro consejo es que te hagas con una selección de todos los vinos de una misma bodega. Por ejemplo, un tinto joven, un blanco, un rosado, un vino de autor, un crianza y un reserva. Luego tendrás que idear un pincho perfecto para cada uno de ellos. Deberás ir guiando a tus comensales en el orden que consideres más adecuado para la degustación. Nosotros te lo ponemos fácil, en nuestra tienda online te damos la posibilidad de preparar tu Caja Degusta al gusto. Selecciona una botella de cada uno de los vinos de nuestra bodega. Colección de vinos jóvenes De Boca en Boca (tinto, blanco y rosado), Crianza San Cebrín, reserva Viña Gobeo y vino de autor Cachiberrio.

¿Estás preparado para poner a prueba tus sentidos y los de tus amigos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *