Logotipo San Cebrín

Un paseo por las Fiestas de San Asensio


Como bien sabéis, la semana pasada se hubieran celebrado las fiestas de San Asensio. No ha sido posible como consecuencia de la emergencia sanitaria en la que nos encontramos inmersos a causa de la pandemia de la COVID-19.

Pero que no se haya podido llevar a cabo, no significa que los peroleros no nos hayamos acordado de cada uno de nuestros días festivos: chupinazo, Davalillo, Día de los Borrachos…

Por ese motivo, Bodega San Cebrín quiso sumarse a estos recuerdos y lo hizo utilizando fotografías antiguas de cada uno de los días. Para que así, todos y cada uno de los habitantes de San Asensio pudiera rememorar dicha festividad desde su casa. Para que quede patente que tenemos muchas ganas de volver a celebrarlas y que lo haremos en cuanto todo esto pase. Somos consecuentes con la situación, pero tampoco olvidamos todas las emociones que las fiestas nos hacen sentir.

El primero de los días, el día del chupinazo. Cuando los danzadores salen a la calle y la música y los gigantes inundan la plaza del pueblo. Al día siguiente, el domingo, es el día grande de las fiestas; día en el que podemos disfrutar de la procesión y las vaquillas. El lunes 7, danzadores y peroleros se ponen guapos para ir hasta Davalillo con su virgen; para más tarde traer de vuelta a la del Rosario. Ya el miércoles, es el día por excelencia de un espacio muy importante para el vino: las cuevas. Allí, en su Barrio de Bodegas es donde se celebra el Día de los Borrachos. Todas las cuadrillas de amigos se reúnen para comer juntos y después pasar la tarde en las vaquillas. Como penúltimo coletazo de las fiestas, el viernes vamos de Jira a Villarrica. Allí, disfrutamos de la naturaleza y la música, además del tradicional guiso de novillo que sufraga el Ayuntamiento de San Asensio. El último de los días, el sábado, es el tradicional Pobre de Mí y el Entierro de la Cuba; dando paso al cansancio y a la melancolía de todo una semana de emociones.

Si no habéis podido seguir las publicaciones de las imágenes que hemos ido realizando estos días en nuestras redes sociales, aquí os dejamos un pequeño resumen de ellas.

Como sabéis, septiembre es el mes en el que se mezcla el olor a salitre con el del mosto. Y es que mientras quedan todavía algunos días veraniegos, la vendimia está también a la vuelta de la esquina.

En los próximos posts os iremos contando todo sobre ella. ¡Estad muy atentos!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *