Logotipo San Cebrín

Éxito de la exposición «El vino de nuestros padres»


Foto de la rueda de prensa realizada el 31 de julio de 2019. De izquierda a derecha: Íñigo Nagore, Consejero de Agricultura del Gobierno de La Rioja. Miguel Negueruela, vicepresidente de Bodega San Cebrín. Andrea Arriet, responsable de comunicación de Bodega San Cebrín. Juan Francisco Blanco, alcalde de San Asensio.

Después de un mes abierta, la exposición El vino de nuestros padres está siendo todo un éxito. Ya son más de un centenar de visitantes de toda la Península los que han pasado a visitar la exposición.

Nos gustaría contaros en el post de hoy de dónde surge la exposición y qué podéis encontrar en ella. ¡¡Seguro que os dejamos el gusanillo dentro para que vengáis a visitarla!!

El vino de nuestros padres más que una exposición, es un homenaje. Un homenaje a nuestro pasado más reciente porque éste nos ha traído hasta donde nos encontramos hoy. Conocerlo, nos ayuda a saber hacia dónde queremos seguir caminando en el futuro.

Es por ello que hemos querido realizar este homenaje a nuestros padres, a nuestros abuelos. Pero también a nuestra tierra.

De este modo surge el proyecto. En un primer momento, se invitó a los socios de la bodega que buscaran entre sus fotografías antiguas y cedieran sus fotos. De esta forma, hasta la bodega llegaron más de 150 fotografías de varios socios que quisieron colaborar en este proyecto.

Entre ellas, había fotografías de todo tipo y momentos. Por ello, cuando las tuvimos todas y antes de poder seguir adelante, tuvimos que pensar qué queríamos contar en nuestra exposición. Existían infinidad de temáticas tratar y debíamos cerrar el discurso que iba a llevar.

Tras un tiempo de deliberación, elegimos nuestro tema. Y nada nos hacía más ilusión que hablar de nosotros, de nuestro municipio. Por ello, hablamos de San Asensio.

Aunque nuestra bodega está formada por socios de tres municipios diferentes (San Asensio, Briones y Hormilleja); decidimos hablar del lugar en el que más socios hay.

Cuando ya teníamos la temática, era necesario elegir las fotografías. Como mencionábamos antes, fueron más de 150 las imágenes que llegaron a nuestras manos, así que no nos fue nada fácil poder elegir.

De entre todas ellas, nos quedamos con 35. ¡Tuvimos que dejar a un lado más del 70% de las imágenes! Por supuesto, esta fase fue extensa y muy debatida; ya que no era fácil elegir y todos los recuerdos tenían cabida.

Mientras elegíamos las fotografías, en paralelo fuimos creando lo que se denomina el “discurso curatorial”; qué queremos contar, cómo lo vamos a contar y dónde vamos a colocar cada una de las imágenes para que lo cuente. Como ya habíamos elegido el tema a tratar, nos dimos cuenta que todo lo que sucedía en el municipio siempre está estrechamente relacionado con el mundo del vino. Así que decidimos hablar de cómo el vino vertebra la vida de los habitantes de San Asensio.

Una vez elegidas las imágenes a mostrar y cómo íbamos a contar nuestra historia, nos faltaba solo una cosa. ¡Llenar de contenido esa historia! Así que decidimos realizar varias entrevistas a diferentes socios de la bodega para que nos hablaran de cómo recordaban ellos la vida en San Asensio en su pasado más cercano.

Después de esas emotivas charlas, teníamos documentación suficiente para poder comenzar a dar vida a toda la exposición.

Imprimimos las fotografías en tamaños más grandes, para que se pudieran ver bien. Y tras eso, decidimos que íbamos a hablar de cómo el vino formaba parte de San Asensio a través de 4 capítulos: trabajo en torno al vino, trabajo y reunión (en los calados), trabajo y fiestas y trabajo y la Virgen de Davalillo.

Con todas las emociones que los socios nos transmitieron en sus entrevistas, generamos una visita guiada; para que todo aquel que quiera acercarse, pueda conocer cómo era San Asensio que en muchos de los casos sigue siendo. Hablaremos de los concursos de poda, de la importancia de cuidar el viñedo, de la peligrosidad de bajar al calado cuando el vino fermentaba. Pero también de cómo el lugar de reunión sigue siendo esa bodega tradicional; qué hacemos en las fiestas o la emoción de ver a los danzadores ante la Virgen de Davalillo.

Con todo esto, queremos dar a conocer lo que fuimos y lo que somos; para poder asentar el camino de lo que seremos.

Como os anunciábamos, ya han sido muchas las personas que se han acercado hasta ella. Y en las visitas hemos encontrado momentos de risas y de emoción. Hay quién ve la fotos y ríen, hay quién llora cuando se encuentra con alguien querido. Pero sí, a ningún visitante deja indiferente todas esas historias que San Asensio tiene entre sus calles.

Se realizan visitas de lunes a sábado en dos horarios. A las 11.00 y a las 13.00. Es necesario reserva previa en el 941 45 76 40 o en info@sancebrin.com

Algunas de nuestras visitantes el día de la inauguración
Algunos de nuestros visitantes el día de la inauguración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *